Archivos de la categoría ‘Formación’

Las competencias 2.0 “tienen desarrollo y relación directa con las nuevas tecnologías que cada vez más, están directamente vinculadas a nuestro trabajo aunque no lo creamos” (En el Blog de RRHH: ¿Qué otras competencias 2.o creéis que existen o se necesitan?).

Si brujuleamos un poco por la red, podemos encontrar numerosos artículos y publicaciones relacionadas con este tema y, en la mayoría, estas competencias se presentan como nuevas habilidades  surgidas a raíz de los avances tecnológicos. (en este punto incidiré en el siguiente artículo del blog de forma algo crítica).

Según Juan Martínez de Salinas, autor del blog, estas competencias son:

  • Liderazgo 2.0
  • Flexibilidad 2.0
  • Comunicación 2.0
  • Autonomía 2.0

Este artículo me ha resultado interesante, primero porque resume y explica muy bien algunas de las competencias 2.0 (generales) necesarias para desenvolvernos en un mundo cada vez más gobernado por las nuevas tecnologías. Os aconsejo, echarle un vistazo.  Segundo, porque me ha sido útil para establecer las competencias 2.0 para documentalistas/bibliotecarias.

Las competencias 2.0, en nuestro sector, estarían relacionadas con aquellas que nos permitan realizar de forma eficiente y eficaz las siguientes tareas: buscar, seleccionar, organizar y difundir la información en un entorno digital (blogs, redes sociales, páginas webs, etc.) para nuestro público de interés.

Las cuatro competencias mencionadas más arriba, desde luego, las indicaría como necesarias para un documentalista pero se me ocurren algunas más con las que podemos trabajar para mejorar y/u ofrecer nuestros servicios.

  • Versatilidad 2.0- Una documentalista puede desenvolverse bien en cualquier ámbito de conocimiento. Es capaz de auto-generar recursos y aprender de forma autodidacta.
  • Escucha activa 2.0- Una documentalista es capaz de prestar atención a qué le está pidiendo sus usuarios y le trata de igual a igual.
  • Trabajo en equipo 2.0- Una documentalista es capaz de colaborar con otras compañeras de trabajo.
  • Asertividad y Empatía 2.0- Una documentalista sabe ponerse en el lugar de sus compañeras y de sus usuarios/as y entenderlos.
  • Proactividad 2.0- Una documentalista se anticipa, actúa, genera más conocimiento y aporta valor añadido a la información.

Desde mi punto de vista, estas son las más relevantes. No necesariamente tienen que ser las únicas, ni imprescindibles pero creo que tenerlas o ser capaz de trabajarlas y mejorarlas, nos ayudará en nuestra tareas diarias. ¿Por qué?

Porque el trabajo de documentalista es un trabajo orientado al usuario/a, donde la mayoría de nuestras tareas y funciones estás encaminadas a satisfacer peticiones de información. Tenemos que escuchar, entender qué necesitan nuestros usuarios, ponernos en su lugar y ayudarles a especificar y concretar su necesidad de información. Trabajar con otras compañeras para realizar el trabajo de forma eficiente y evitando duplicidades; también porque tenemos que tener una capacidad de acción rápida. Un documentalista ha podido trabajar en diferentes sectores y, por tanto, debe ser capaz de aprovechar el haberse movido en distintos ámbitos para extrapolar conocimientos, obtener recursos, reciclarse y obtener soluciones ante los problemas y dificultades que puedan surgir.

Sin estas competencias 2.0 básicas puede resultar más difícil y tedioso el proceso de lograr nuestros objetivos. No son imprescindibles pero nos harán la vida más fácil.

¿Estás de acuerdo con estas competencias? ¿Crees que un documentalista necesita alguna más?Dejo también un enlace a la ponencia de Javier Guallar (@jguallar) sobre “Perfiles profesionales y nuevos roles entre la Documentación y la Comunicación. Nos permitirá saber cómo está evolucionando la profesión y que se está demandando. Esta información también nos ayudará a saber qué competencias tenemos que mejorar, ¿no os parece?

De tus competencias personales, ¿cuál crees que te ha ayudado a desempeñar mejor tus tareas? ¿Qué harías para mejorarlas? Si quieres, cómpartelas con nosotras.

Anuncios

Sí, no queda otra opción. El mundo cambia, evoluciona y nosotras no podemos quedarnos paradas. Nos convertiríamos en un anacronismo.

Una de las maneras de mejorar personal y profesionalmente es intentando ser creativos. Más de una persona comentará: “¿Creativo? Imposible, yo no tengo imaginación o no se me ocurren ideas” Lo he escuchado con bastante frecuencia.

Pero es factible convertirse en una persona creativa, pero también hay que trabajar un poco, no todo proviene de la inspiración, aunque haya personas más predispuestas y con más creatividad que otras.

Yo soy partidiaria de leer. Quizás no sepas muy bien qué hacer con tu vida y te sientas bloqueada, sin capacidCreatividadad para tomar un rumbo o encontrar tu camino. Lee sobre tu ámbito, lo que te gusta y lo que no te gusta (al menos, tendrás claro que no hacer). Quédate con lo que para ti es importante, te gusta o te motiva y adaptalo a tu personalidad y necesidades. Creo que es importante, a pesar de que tengamos que evolucionar con los tiempos, mantener un poco de nosotras, aportar nuestra personalidad y nuestra forma de ser, que es lo que nos diferencia de los demás y con lo que nos daremos oportundiades.

Por ejemplo, en “10 rasgos que definen a las personas que consiguen resultados” escrito por Francisco Alcaide en su blog podemos reflexionar sobre qué características de las mostradas tienen que ver con nosotras, cuáles creemos que tenemos que mejorar. Así, puedes motivarte y empezar a trabajar sobre ti misma. Ver qué necesitas para conseguir lo que quieres.

Ahora mismo, el mundo de las bibliotecas y de la documentación se encuentra en una situación delicada y, al mismo tiempo, está  como  otras muchas profesiones evolucionando. Somos conscientes que aunque se siguen manteniendo algunas funciones tradicionales de la bibliotecaria/documentalista otras muchas tareas y competencias están comenzando a exigirse. También sabemos que este campo es multidisciplinar, toca muchos temas, así que a veces podemos vernos desbordadas. ¿Mejor una formación general? ¿Mejor especializarme? ¿En qué?

¡Tormenta de ideas! Ese puede ser un primer paso.

Puedes comenzar consultando los datos e informes de la sección del Mercado de Trabajo del SEPE donde encontrarás qué profesiones están en crecimiento (quizás estés pensando en reorientar tu carrera profesional) o estudios sectoriales.

También, puedes echar un vistazo a ponencias como esta de @JulianMarquina: El poder de la información en la era social. Fíjate cómo evoluciona nuestra profesión, hacia dónde va. ¿En qué puedes innovar? ¿Dónde puedes destacar? Seguro que algo encuentras, todos tenemos habilidades en las que destacamos y recursos para crearlos. ¡Ánimo!

Esto es tan solo un ejemplo. Busca tus fuentes, tus motivaciones, tus lecturas, haz un ejercicio de autoconocimiento (análisis DAFO, que puedes adaptarlo a ti), desaprende, aprende, mejora pero no te quedes quieta. Seguro que a partir de aquí, vas enlazando con otros artículos, fuentes, ideas que te interesan y que poco a poco tendrás muy claro tu objetivo profesional y sin darte cuenta se te estarán ocurriendo ideas o cosas que probar. La creatividad genera creatividad.

//