Archivos de la categoría ‘Generales’

Los colores de la India

Publicado: 12 de enero de 2019 en Cultura, Generales
Etiquetas:, ,

¿Sabes que va a captar tu atencion cuando visitas un país? ¿Estamos condicionadas por los estereotipos o los comentarios sobre cada sociedad y cultura? ¿Somos capaces de percibir mediante nuestros propios sentidos? ¿Cómo influye estar atravesadas por nuestra propia cultura, nuestra propia experiencia y nuestra forma de posicionarnos en el mundo?

Quizás no se puede reducir la India a sus colores. Yo, poco amiga de los lugares comunes, me quedo con la vista que es, sin lugar a dudas, el sentido más utilizado para percibir, sentir, describir y empaparnos de lo que nos rodea y, por tanto, un lugar común que deja aparte otros sentidos como el olfato, el tacto o el gusto.

Pero me doy permiso para hacer esta excepción que es lo que disfruto cada día que me desplazo para visitar las bibliotecas de las 16 aldeas del proyecto.

Hay color en las flores, adornos y pinturas de los camiones que además llevan luces rojas, azules, verdes.

img_20181231_131411

En las luces de la casa donde me alojo, una en cada esquina de la sala principal y cada una de un color (roja, azul, verde, amarilla)

En los rangolis que dibujan en las entradas de la casa.

En los saris de las mujeres.

En la ropa tendida al sol sobre los campos de algodón.

En los puestos de verduras.

En los cuernos de las búfalas pintados de azul o de verde.

En el contraste entre el marrón de las rocosas montañas y el verde de los arrozales.img_20190102_135847

En los montículos de guindillas recogidas tras un duro día trabajando en el campo.

En los botijos de colores para el agua que cargan las mujeres, las furgonetas o las motos.

En las fachadas moradas, rosas y verdes de las casas de los pueblos.

En los puestos callejeros de flores.

En los puestos donde se encuentran pirámides perfectas de manzanas, bananas, naranjas y kiwis.

img_20190104_103208

En los platos de comida.

En las especias de miles de colores que recogen en pequeños cuencos.

Que pasaria ahora si les pusieramos sonido a los colores?

Anuncios

Día 1. La partida

Publicado: 29 de diciembre de 2018 en Cultura, Generales
Etiquetas:, , , , ,

No puedo dormir, así que escribo. Quedan 6 horas para que salga el vuelo que me llevara a Bangalore previa escala en Amsterdam. Después de un mes, haré la ruta inversa para volver a casa. Billete de ida y vuelta. Esto, quizás sin mucha relación entre sí, me ha llevado a pensar en ese viaje misterioso de sólo ida que es la muerte, en distintos tipos de muerte, y que en cada religión o cultura tiene sus connotaciones.

The_wheel_of_life,_Trongsa_dzong

Ciclo de reencarnaciones

Pensaba en el karma hindú que consiste en realizar buenas acciones a lo largo de la vida para luego reencarnarte en alguien de una casta superior ya que hacer el mal, te puede llevar a reencarnarte en algún animal, algo no deseado. Me ha producido angustia, un ciclo de vida-muerte-vida que no se acaba, ellos mismo lo consideran un estado de sufrimiento; de ahí el desvelo por la peregrinación tan deseada a Varanasi (Benarés) donde a los creyentes hinduistas les gustaría ir a morir para evitar el ciclo de reencarnaciones y entrar directamente en el Nirvana.

Me viene también a la cabeza esa muerte anticipada de muchas mujeres, una tradición, denominada sati, que ya no se mantiene (creo) o, al menos, está perseguida. Esa mujer, que ante el fallecimiento del marido era obligada a morir quemada en la pira con él, puesto que no se entiende que la vida de la mujer tenga sentido sin la del hombre.

O si no sucede esto, la muerte en vida por el repudio que las mujeres que se quedan viudas sufren. Son obligadas a raparse el pelo, a vestir de blanco y a vivir apartadas. No sólo no se les permite volver a casarse, tampoco acudir a fiestas, bodas, entierros porque se cree que dan mala suerte.

La dote (aunque es ilegal es una tradición que continúa arraigada en la sociedad) que tienen que pagar las mujeres en la India es una cuestión que bien podría estar relacionada directamente con la muerte. Miles de mujeres, pueden llegar a 100.000 (según datos de la Fundación Vicente Ferrer) sufren humillaciones, se suicidan o son asesinadas por no poder cumplir  con el pago exigido por su marido y su familia.

Y mientras intento comprender otras culturas y religiones, mucho concerniente a las mujeres, quizás sin terminar de entender en la que yo vivo (aunque no sea creyente)  me he acordado de un pensamiento  que sucedió cuando tenía nueve años. Posiblemente, algo muy banal, de hecho, ni siquiera le encuentro la relación lógica con lo que he contado hasta ahora pero ha surgido de esta manera en mi pensamiento. A lo mejor, la muerte es desordenada, el mero hecho de pensar en ella, da como resultados, ideas abocadas al caos, o simplemente se trata de la entropía de mis razonamientos procedentes de neuronas faltas de sueño.

Como decía, cuanto tenía nueve años, falleció mi abuelo y, al poco tiempo, empecé a hacer una lista de toda la gente que me cuidaba y me quería y que también se moriría como mi abuelo, irremediablemente. El tiempo pasaba para ellos: las arrugas, los accidentes, las enfermedades, la simple edad y, sin embargo, yo ingenua de mí, me creía inmortal, ni se me pasaba por la cabeza reencarnarme, sólo permanecer perenne en mis nueve años, sin recursos para sobrevivir y con una piel tersa y suave para toda la vida. ¡Todos muertos! ¡Menos yo! Finalmente, un año después, comprendes que creces, que también te haces mayor, que la vida te da recursos, herramientas… para seguir adelante (y los feminismos los mejoran).

índice

Árbol de la vida hindú

Es posible que la muerte no sea un tema tan tenebroso para comenzar un viaje. De alguna forma, con cada viaje muere algo con nosotras y nace otro algo nuevo: vivimos experiencias, conocemos gente, aprendemos, etc. Y eso es lo que espero de este “paréntesis” porque las bibliotecas mejoran las sociedades en las que vivimos. Y esto es al fin y al cabo de lo que trata este pequeño viaje.

Disculpad, quizás artículo con tal mal karma, es de noche, es tarde y servidora en esta vida que le ha tocado vivir es un alma diurna. De lo que escriba con nocturnidad y alevosía no respondo.

 

Los paréntesis casi siempre indican un paro, algo accesorio, una aclaración que intenta no cortar el discurso que estamos escribiendo.

En este caso concreto, para mí, el paréntesis resulta ser un parón, para nada accesorio, en mi devenir como bibliotecaria médica en un hospital. Durante el próximo mes, voy a cambiar el PubMed, el Uptodate, Internet, los OPACS, los proxies, los cursos, la formación a profesionales sanitarios, por las bibliotecas, los cuadernos de registro en papeles y los kardex, entre otras cosas, de bibliotecas de aldeas en la Región de Anantapur, en el sur de la India.

orcid3

Un mes dedicado al voluntariado, con un proyecto de la Asociación Bibliobús Anantapur que colaborar con la Fundación Vicente Ferrer en la India,  intentando aportar mi granito de arena si es posible, desde la humildad, la observación y la escucha.

Cartel-corporativo

Preguntas

Publicado: 2 de febrero de 2018 en Generales
Etiquetas:, , ,

Tras muchos meses sin escribir, vuelvo, sobre todo, con preguntas:

  • ¿Por qué se ataca sci-hub cuando el problema está en el abuso que realizan las grandes editoriales tanto a bibliotecas como a autores? ¿Por qué no se centra en el foco en evitar que adquieran poder y unas ganancias descomunales a costas de los demás? No dejan de ser multinacionales cuyo principal y casi único objetivo es conseguir beneficios.
  • ¿Por qué cuesta tanto valorar la profesión de bibliotecaria? ¿Por qué todavía cuesta tanto contratar profesionales con formación universitario específica y experiencia?
  • ¿Por qué unas personas trabajan y otras se llevan el mérito?
  • ¿Por qué en este país las suscripciones a recursos nunca se pueden hacer en tiempo?
  • ¿Por qué todo el mundo opina sobre las bibliotecas aunque nunca haya trabajado en una?
  • ¿Por qué se dirigen a mí como niña, guapa, bonita, cielo, si me llamo Noelia? thinking-2681494__340

El artículo anterior iba dedicado a los comentarios y actitudes machistas y sexistas que suelen darse en el entorno laboral de las bibliotecas, y que he vivido en primera persona.

Ahora, me gustaría aprovechar y contar el otro lado, aquellas bibliotecas, concienciadas de la discriminación y que tienen en marcha proyectos para visibilizar el papel de las mujeres pero también para fomentar una lectura más igualitaria donde estén representadas diferentes formas de ver el mundo.

2016-10-03-11_24_04-ftfinfo-wil-archiveAmerican Library Association (ALA). Tiene desde 1970, nada menos, que una sección dedicada al feminismo y a las mujeres en las bibliotecas. Es la Feminist Task Force. Trabaja temas como igual salario para mujeres y hombres, las mujeres en la historia de las bibliotecas o estudios de género a través de distintos comités. Además de este trabajo, ofrece recursos interesantes como una newsletter, una wiki o el proyecto de Amelia Bloomer, que todos los años publica una lista con lecturas feministas de 0-18 años.

Dirección de bibliotecas, archivos y museos de Chile. En 2012 comenzó un proyecto novedoso que ofrece una guía para facilitar a aquellas entidades culturales como biblioteacs, archivos y museos la integración de una perspectiva feminista en su ámbito. Este tipo de instituciones son de gran valor cultural y social y, por tanto, es necesario q2016-10-03-11_23_26-adobe-acrobat-standard-guia_incorporacion_enfoque_genero_bibliotecas-pdfue recojan la diversidad de entender el mundo y de contar historias que existen. Explica qué es el género y cómo incorporarlo en las bibliotecas mediante diversos criterios. Para ayudar, también recoge un catálogo de buenas prácticas. En el siguiente enlace podéis descargar la guía con muy buenas ideas para incorporar títulos a la colección, analizar nuestros usuarios y usuarios, etc. Guía para la incorporación del enfoque de género en bibliotecas.

A mí me cuesta imaginar que en España se emprendan y se valoren positivamente proyectos de este tipo.

¿Conocéis alguno que deséis compartir?