Posts etiquetados ‘competencias_profesionales’

hand-1592415__180Mucha información. Conectividad. Internet. Redes. Google. Casi parece impensable que sea necesario una intermediaria, una biblioteca, que facilite información a los usuarios finales.

Sin embargo, aunque el mundo de la información se ha vuelto complejo y aparentemente más sencillo y accesible, las bibliotecas continúan teniendo su papel, como buenas organizaciones flexibles y con capacidad de adaptación.

En los años 90, el impacto de las bibliotecas giraba en torno a la colección que poseían, actualmente, la clave de nuestra profesión son los usuarios. Nuestro impacto en ellos dependerá de la interacción, ya sea de forma presencial o virtual. La biblioteca será imprescindible para los usuarios en función de la relación que establezcamos con ellos.

Para Choy Fatt Cheong el espíritu y filosofía de las reglas del bibliotecario indio Ranganathan siguen vigentes, a pesar de sus más de 80 años de existencia, y considera que se pueden aplicar al ámbito del marketing en bibliotecas.

¿Cómo utiliza Cheong las 5 leyes de Ranganathan?

  1. Primera regla. Las bibliotecarias son expertas. El valor de las bibliotecachinese-998906__180rias se encuentra en que poseen conocimientos y habilidades en el campo de la información.
    • Saber trabajar en equipo.
    • Compartir información.
    • Saber evitar las estructuras jerárquicas.
  2. Segunda regla. Cada bibliotecaria es amiga de sus usuarios. Deberíamos tratar a los usuarios como si de nuestras arrow-1538695__180amistades se tratara, ya que los amigos suelen ser personas en las que confíamos. Debemos ser esa persona en la que el usuario confía sus necesidades e inquietudes de información, entendiendo la amistad como una actitud, más que como una relación personal cercana.
    • Mostrar empatía.
    • No dar una respuesta estándar a todos los usuarios.
    • Pensar en ellos cuando vayamos a introducir un cambio en la biblioteca.
  3. Tercera regla. Cada encuentro con el usuario debe suponer un valor añadido para él. Intentar, por ejemplo, si no tenemos un recurso que necesita el learn-977544__180usuario, ofrecerle alternativas, ya sea de otros recursos, o de otras bibliotecas donde puede conseguirlo. Le hará sentirse seguro y no pensará en la posibilidad de no regresar a la biblioteca porque no le han ayudado.
    • Ser creativa.
    • Tener recursos.
    • Interés por crecer profesionalmente.
  4. directory-466935__180Cuarta regla. Los usuarios deben tener altas expectativas de la bibliotecaria. Cuando la gente tiene expectativas bajas de un servicio, valorarán menos ese servicio o le rechazarán.
    • Ser proactivas.
    • Intentar generar demanda de nuestros servicios.
  5. Quinta regla. El papel impresincidible de las bibliotecas en su papel como gestora del conocimiento debe ser ampliamente conocido y reconocido. Aunque el papel de la biblioteca no es desconocido en la sociedad, quizás sí se books-21849__180tiene una visión bastante reducida y obsoleta de sus funciones. La ciudadanía tiene que ser consciente del papel que juega la biblioteca para que el conocimiento avance y que impacta de forma positiva en el desarrollo personal, humano, cultural y profesional de los individuos, y por tanto, en una sociedad mejor.
    • Promover y difundir el papel de la biblioteca.
    • Explorar nuevas áreas de trabajo.

Estas cinco reglas podrían ser la base para generar una forma de trabajo centrada en el usuario pero de forma cooperativa.

Referencia: Cheong, Choy Fatt. The five rules of engagement for librarians: aux Ranganathan’s laws of library science. In: Library Management in disruptive times: skills and knowledge for an uncertain future. 2015.

Anuncios

Estos días anda circulando por las redes una infografía titulada “Top 10 reasons we love librarians” (diez razones principales por las que amamos un bibliotecario). Son motivos muy buenos y ciertos, no seré yo quien los cuestione aunque quizás no nos quede más remedio que reconocer que normalmente se dan argumentos tradicionales, no sé si porque se piensa en una biblioteca pública o en las funciones que desde siempre han venido realizando éstas pero lo cierto es que un poco han cambiado, o al menos, se han añadido otras funciones.

  1. No son unas sabe-lo-todo pero sí conocen muchas fuentes de información y recursos de interés.
  2. Librarians can do itAsí que te pueden indicar dónde encontrar lo que estás buscando e, incluso, no te cortes, pregunta que estarán encantadas de recomendarte otros recursos de tu interés.
  3. Las bibliotecarias son versátiles y se adaptan, en la medida de lo posible,a tus necesidades. Siempre intentan ponértelo fácil.
  4. No se duermen en los laurales. Son eficientes y rápidas en darte los artículos, búsquedas bibliográficas, información sobre becas o sobre dónde publicar antes de que te quieras dar cuenta.
  5. Siempre están dispuestas a echarte una mano así que montan cursos de formación para que aprendas a utilizar las herramientas y bases de datos más importantes para ti y puedas ser autonómo.
  6. Suelen ser usuarias avanzadas de internet y tener conocimientos técnicos de informática por lo que esos raros inesperados te los pueden solucionar.
  7. Les gusta crean redes de cooperación o grupos de trabajo,  para innovar, facilitar el trabajo en las bibliotecas y que repercuta de forma positiva, en vosotros, usuarios y usuarias.
  8. Saben que es eso de la ubicuidad e intentan poner a tu disposición, de manera sencilla, el acceso a los recursos de la biblioteca desde cualquier lugar.

Hace pocos meses dediqué una entrada a las búsquedas bibliográficas.  Y vuelvo a retomar el tema (y el blog). Esta vez, lo hago orientado al ámbito de la biomedicina y de las ciencas de la salud. Por un lado, porque, independientemente del área de trabajo, con la gran cantidad de información que tenemos a nuestro alcance, debemos saber cómo realizar búsquedas de forma eficiente; y, por otro, porque es un tema en el que estoy interesada ya que es una de mis tareas diarias y siempre se puede refrescar la memoria y aprender trucos nuevos.

BibliotecaHace un par de días cayó en mis manos un artículo de la revista  Best Practice & Research Clinical Rheumatology titulado: How to perform a systematic research. Se trata de un artículo de 12 páginas en el que se muestra la importancia de la práctica médica y la investigación basadas en la evidencia. Aunque está escrito pensado para que los profesionales médicos sean capaces de realizar búsqueda de información fiable y de utilidad para la consulta con los pacientes, es extrapolable a los profesionales de la documentación que también debemos, cuando se nos solicita, dar información fiable y relevante a las necesidades de nuestros usuarios/as.

Para ser capaz de responder las preguntas y necesidades que se nos plantean en el trabajo diario es necesario poseer una alta competencia informacional. Hoy día, como se comenta en el artículo, los pacientes, en nuestro caso los usuarios/as, pueden realizar ellos mismos búsquedas bibliográficas para satisfacer sus necesidades de información y cuando nos plantean una consulta o una duda al respecto debemos  responderles de forma profesional.

Por ello, tenemos que ser capaces de:

  • Plantear y desarrollar estrategias sistemáticas de búsquedas para artículos de revistas, libros, capítulos de libros y otras fuentes.
  • Conocer y seleccionar las bases de datos apropiadas y herramientas de búsqueda.
  • Conocer métodos de selección de la información.


En los siguientes post explicaré de forma resumida el proceso de búsqueda sistemática que se aconseja seguir en el artículo mencionado más arriba para obtener resultados relevantes y óptimos para nuestros/usuarias.

¿Sueles realizar búsquedas bibliográficas en tu trabajo? ¿Sueles seguir un proceso sistemático de búsqueda? ¿Tienes tus truquillos personales?

Comenzar un nuevo trabajo siempre es motivador. Los retos nos hacen crecer como personas y, en este caso, mejorar como profesionales.

La ilusión de aprender y adquirir nuevos conocimientos, por un lado, y la posibilidad de aplicar la experiencia.

En esos momentos cuando empiezas a pensar en qué cosas de las que sabes puedes utilizar para desempeñar las tareas diarias con maLibrary confussionyor facilidad y eficacia.

  • ¿Qué conocimientos puedo aplicar?
  • ¿Qué recursos poseo? ¿Tengo que mejorar en algún aspecto?
  • ¿Qué herramientas me vendría bien conocer?
  • ¿Qué me pueden aportar mis nuevas compañeras?
  • ¿Y yo a ellas?
¿Reflexionáis sobre cómo puede resultar una experiencia laboral y os motiva saber qué tenés tanto mucho que aportar como aprender?

Mucho se habla y se comenta de las nuevas competencias 2.o. Hasta yo misma he escrito sobre ellas en el post anterior. Estoy de acuerdo en que existen pero en este post haré un poco de abogada del diablo y seré crítica; lanzo la siguiente pregunta. ¿Son tan nuevas como nos pretenden hacer creer?

La mayoría de competencias 2.0 que mencioné en el artículo del martes 5 de noviembre  son útiles y necesarias, lo recalco pero ni son tan novedosas ni aparecen de la nada. Son una evolución o una adaptación de competencias 1.0 que podíamos tener o no.

Caso: documentalista Ana.

Ana trabaja en un centro de documentación especializado. Está considerada una persona activa y eficiente. Ella se encarga de la recepción de publiaciones periódicas, su registro en la base de datos, su indización, de la atención de usuarios y de la elaboración de boletínes. Es la única documentalista del centro hasta que la jefa de la biblioteca, considera que, debido al volumen de trabajo, hay que contratar a otra persona. Después de un proceso de selección, llega al centro Elena. Ahora, entre ellas, tienen que repartirse las funciones y las tareas pero Ana, acostumbrada a trabajar de forma individual, en ocasiones, parece reacia. Se le ha asignado a Elena la recogida y registro de revistas pero Ana se “apropia” siempre que puede de esas funciones y no porque Elena no quiera o no sepa trabajar.  ¿Sabe Ana trabajar en equipo y colaborar en el mundo 1.0? Y esto, nos lleva a preguntarnos: ¿será Ana capaz de realizar trabajo en equipo 2.0? ¿Pensáis que si Ana no sabe trabajar en equipo, cara a cara, le será fácil hacerlo en el 2.0?

Es cierto que hay muchos factores, motivos y circunstancias que podríamos tener en cuenta y analizar pero, grosso modo, creo que sirve para hacernos una idea. A mí, realmente me parece difícil que desarrolles esa competencia de la nada, salvo que seas consciente de que tienes una carencia y de que necesitas trabajarla para mejorar. Está claro que todo se puede aprender

Por tanto, como personas y como profesionales podría resultar de gran ayuda realizar un análisis de nuestras fortalezas y debilidades. Si potenciamos las primeras y mejoramos las segundas, adaptarnos a los nuevos tiempos de la documentación 2.0 será más sencillo.

Lección aprendida: Si ya tenías las competencias 2.0 más demandadas actualmente en el mundo desvirtualizado , tienes mucho camino recorrido.

//